lunes, 27 de marzo de 2017

Visitando São Paulo



Visita a São Paulo, Brasil: aprendiendo, conociendo, experimentando y comiendo sin parar!!

Los viajes alimentan el alma, sin duda alguna. Y además, es muy motivador que la empresa en la que trabajas invierta en ti para seguir aprendiendo y creciendo, así que en esta ocasión me tocó conocer São Paulo Brasil, y a pesar de que estuve más clavada en mi curso que con tiempo suficiente para turistear, puedo decir que fue una experiencia increíble y única.

La esencia de cada país, su aroma y su gente, te cautivan o te pierden, los amas o los odias. Creo que nunca he sido de las personas que van a tonos grises, algo me gusta o de plano no me gusta para nada.
Debo decir que a pesar de que la ciudad me parece muy similar a la nuestra, me representó una experiencia muy “sui géneris” por todo su contexto. De entrada, trabajar para una empresa como Facebook ha significado mucho para mí, y en este curso pude darme cuenta del imperio tan grande que es y de lo motivador que resulta para todos los que somos parte de esto.

La comida fue realmente una exquisitez, debo declararme a partir de hoy en dieta rigurosa porque comí sin piedad, y es que, una de las cosas más fascinantes de visitar un nuevo lugar es conocer su gastronomía. Por tanto por favor jamás se priven de probar las cosas exóticas que se topen, en verdad les digo que puede ser fa-bu-lo-so! (ya luego se preocupan por los kilos de más).
En verdad esto fue un festival para mi paladar, no sé cómo describirles la calidad de todos los platillos que probé.

Tuve oportunidad de darme una vuelta por el “Mercado Municipal”, uno de los “must” para conocer por allá. Siéntense cómodamente a disfrutar de un sandwich de mortadella o un pastel de bacalao, acompañado de una cerveza tradicional, y no necesitarán hacer otra comida durante el día, se los juro. En este post hablaré creo que más de comida que de otra cosa porque además en Facebook contamos con la por demás tentadora prestación de comer a nuestro antojo todo el día, entre desayunos, comida, snacks y cuánta cosa se les pueda ocurrir.






Desde luego las "caipirinhas" famosas con cachaça, no pueden ni deben faltar en su paso por allá. "Tatu Bola" es un lugar bastante cerca de las oficinas de Facebook y tiene bastante ondita, la verdad.



Otra cosa, los postres…OH MY GOD!!! Pocas veces he probado cosas dulces tan deliciosas, como ejemplo el “Bolo de tres leche com calda de morango ou” (no se preocupen tanto por el nombre, con señalarlo basta). Uffff!


Otro de los lugares que tuve oportunidad de conocer fue el “Parque de Ibirapuero”, también otra de las sugerencias a visitar por allá. Les recomiendo darse chance de sentarse con el señor caricaturista para que les haga un dibujito muy cotorro, creo que pocas veces nos damos oportunidad de ver el talento de mucha gente que está en ese tipo de lugares haciendo cosas tan padres y tan poco apreciadas. El mío lo voy a enmarcar, ¡me encantó!





De museos ni les hablo, no pude ir a ninguno (por falta de tiempo, no crean que por inculta). Y si tienen así como dinero que de verdad les pese y les sobre, jaja, dénse una vuelta por el centro comercial “Iguatemi”, donde a pesar de que la mayoría son tiendas de las mejores y más exclusivas marcas (o sea la lanísima del mundo), también pueden encontrar cosas padrísimas a un precio más accesible. Gasten todos sus reales sin piedad y diviértanse, que a eso venimos al mundo, jajaja.




Por si fuera poco con todo lo que ya les platiqué sobre comida, el taco de ojo, chicos y chicas ¡muuuy bien! Les digo que por comer, ¡no van a parar! :)  Iré subiendo más fotos pero están tan pesadas que se han tardado siglos en cargar. Mientras tanto, lo que subió, subió.

Por cierto, Aeroméxico muy bien eh! Su vuelo directo de 10 horas, bastante cómodo, su drink, su vino tinto, la comida no está mal, se ponen a ver la peli de su preferencia ¡y listo! 10 horas se van como agua entre las manos.

Como experiencia profesional y personal estoy muy complacida con este viaje y con todas las ganas de seguir siendo parte de un extraordinario equipo de trabajo y de una de las mejores empresas del mundo mundial.

Hasta aquí mi reporte, Joaquín…


¡Obrigado por toda São Paulo!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El fin de un sociópata

La muerte del sociópata: Cerrando el ciclo Este espacio fue abierto con la finalidad de contar mi historia a lado de un sociópata na...